Saltar al contenido

Pancracio

Pancracio fue un evento deportivo introducido en los Juegos Olímpicos griegos en el año 648 a.C. y fue un deporte de sumisión a mano vacía con pocas reglas. Los atletas utilizaron técnicas de boxeo y lucha libre, pero también otras, como patear y agarrar, bloquear y ahogarse en el suelo. Lo único que no era aceptable era morder y arrancarle los ojos al oponente.

El término viene del griego παγκράτιον , que literalmente significa “todo el poder” de πᾶν (pan) “todo” y κράτος (kratos) “fuerza, poder, poder”.

Historia del Pancracio

En la mitología griega, se decía que los héroes Heracles y Teseo inventaron la pankration como resultado de usar tanto la lucha libre como el boxeo en sus enfrentamientos con sus oponentes. Se decía que Teseo había utilizado sus extraordinarias habilidades de pankration para derrotar al temido Minotauro en el Laberinto. Se dice que Heracles sometió al león de Nemea usando pankration, y a menudo fue representado en obras de arte antiguas haciendo eso. En este contexto, también se hizo referencia a pankration como pammachon o pammachion (πάμμαχον o παμμάχιον), que significa “combate total”, de πᾶν-, pān-, “todo” o “total”, y μάχη, machē, “materia”. El término pammachon era más antiguo, y más tarde se usaría menos que el término pankration.

La visión académica dominante ha sido que la pankration se desarrolló en la arcaica sociedad griega del siglo VII a.C., en la que, a medida que aumentaba la necesidad de expresión en el deporte violento, la pankration llenaba un nicho de “competencia total” que ni el boxeo ni la lucha libre podían ocupar. Sin embargo, alguna evidencia sugiere que el pankration, tanto en su forma deportiva como en su forma combativa, puede haber sido practicado en Grecia ya desde el segundo milenio antes de Cristo.

Pankration, tal y como se practicaba en la antigüedad histórica, fue un evento atlético que combinaba técnicas de boxeo (pygmē/pygmachia – πυγμή/πυγμαχία) y lucha libre (palē – πάλη), así como elementos adicionales, como el uso de huelgas con las piernas, para crear un amplio deporte de lucha muy similar a las actuales competiciones de artes marciales mixtas. Hay pruebas de que, aunque los knockouts eran comunes, la mayoría de las competiciones de pankration se decidía probablemente sobre el terreno, donde las técnicas de golpeo y de sumisión entraban libremente en juego. Los Pankratiasts eran grapplers altamente expertos y eran extremadamente eficaces en la aplicación de una variedad de takedowns, de estranguladores y de cerraduras comunes. En casos extremos, una competición de pankration podía incluso provocar la muerte de uno de los oponentes, lo que se consideraba una victoria.

Sin embargo, el pankration era más que un acontecimiento en las competiciones atléticas del mundo griego antiguo; también formaba parte del arsenal de soldados griegos, incluyendo los famosos hoplitas espartanos y la falange macedonia de Alejandro Magno. Se dice que los espartanos en su puesto inmortal en las Termópilas lucharon con sus propias manos y dientes una vez que sus espadas y lanzas se rompieron. Herodoto menciona que en la batalla de Mycale entre los griegos y los persas en el año 479 a.C., los griegos que mejor lucharon fueron los atenienses, y el ateniense que mejor luchó fue un distinguido pankratita, Hermólicus, hijo de Euthynus. Polyaemus describe a rey Philip II, el padre de Alexander el grande, practicando con otro pankratiast mientras que sus soldados miraron.

Las hazañas de los antiguos pankratistas se volvieron legendarias en los anales del atletismo griego. Abundan las historias de campeones pasados que eran considerados seres invencibles. Arrhichion, Dioxippus, Polydamas de Skotoussa y Theogenes (a menudo referido como Theagenes de Thasos después del primer siglo ANUNCIO) están entre los nombres más altamente reconocidos. Sus logros desafiando las probabilidades fueron algunos de los más inspiradores del atletismo griego antiguo y sirvieron de inspiración al mundo helénico durante siglos, como Pausanias, el antiguo viajero y escritor, indica cuando recuenta estas historias en su narración de sus viajes por Grecia.

Dioxipus era un ateniense que había ganado los Juegos Olímpicos en 336 a.C., y estaba sirviendo en el ejército de Alejandro Magno en su expedición a Asia. Como un admirado campeón, naturalmente se convirtió en parte del círculo de Alejandro Magno. En ese contexto, aceptó el reto de uno de los soldados más hábiles de Alejandro, llamado Coragus, de luchar frente a Alejandro y las tropas en combate armado. Mientras Coragus luchaba con armas y armadura completa, Dioxippus apareció armado sólo con un garrote y derrotó a Coragus sin matarlo, haciendo uso de sus habilidades de pankration. Más tarde, sin embargo, Dioxippus fue incriminado por robo, lo que lo llevó a suicidarse.

En un extraño giro de los acontecimientos, un luchador de pankration llamado Arrhichion (Ἀρριχίων) de Phigalia ganó la competencia de pankration en los Juegos Olímpicos a pesar de estar muerto. Su oponente lo había asfixiado y Arrhichion, desesperado por aflojarlo, le rompió el dedo del pie a su oponente (algunos récords dicen que el tobillo). El oponente casi se desmayó de dolor y se rindió. Cuando el árbitro levantó la mano de Arrhichion, se descubrió que había muerto por asfixia. Su cuerpo fue coronado con la corona de olivo y regresó a Phigaleia como un héroe.

Por el período imperial, los romanos habían adoptado el deporte de combate griego (deletreado en latín como pancracio) en sus Juegos. En 393 A.D., el pankration, no fue abolido por el edicto por el emperador bizantino cristiano Theodosius I. Pankration sí mismo era un acontecimiento en los juegos olímpicos por cerca de 1.400 años.

Estructura de la antigua competición

No había ni divisiones de peso ni límites de tiempo en las competiciones de pankration. Sin embargo, había dos o tres grupos de edad en las competiciones de la antigüedad. En los Juegos Olímpicos sólo había dos grupos de edad: hombres (Andrés – ἄνδρες) y niños (paides – παῖδες). El evento de pankration para niños fue establecido en los Juegos Olímpicos en el año 200 a.C.. En las competiciones de pankration, los árbitros fueron armados con barras o interruptores resistentes para hacer cumplir las reglas. De hecho, sólo había dos reglas con respecto al combate: no arrancar los ojos o morder. Esparta era el único lugar donde se permitían las mordeduras y los mordiscos. El combate en sí mismo generalmente continuaba ininterrumpidamente hasta que uno de los combatientes se sometía, lo que a menudo se señalaba con el dedo índice. Los jueces, sin embargo, parecen haber tenido el derecho de detener una competencia bajo ciertas condiciones y otorgar la victoria a uno de los dos atletas; también pueden declarar la competencia un empate.

Las competiciones de Pankration se llevaron a cabo en torneos, la mayoría fuera de los Juegos Olímpicos. Cada torneo comenzaba con un ritual que decidía cómo se desarrollaría el torneo. El escritor satírico Grecophone Lucian describe el proceso en detalle:

Se trae una urna sagrada de plata, en la que se han puesto lotes del tamaño de un frijol. En dos lotes se inscribe un alfa, en dos un beta, y en otros dos un gamma, y así sucesivamente. Si hay más atletas, dos lotes siempre tienen la misma letra. Cada atleta se acerca, reza a Zeus, pone su mano en la urna y saca mucho. Siguiéndolo, los otros atletas hacen lo mismo. Los portadores de látigos están de pie junto a los atletas, sosteniendo sus manos y no permitiéndoles leer la carta que han dibujado. Cuando todo el mundo ha dibujado mucho, la almidón, o uno de los Hellanodikai camina alrededor y mira a los muchos atletas que están de pie en un círculo. A continuación, se une al atleta que sostiene el alfa con el otro que ha dibujado el alfa para la lucha libre o pankration, el que tiene la beta a la otra con la beta, y la otra coincidencia de lotes inscritos de la misma manera.

Este proceso se repitió aparentemente en todas las rondas hasta la final.

Si hubiera un número impar de competidores, habría un adiós (ἔφεδρος – efedros “reserva”) en cada ronda hasta la última. El mismo atleta podría ser un efedro más de una vez, y esto, por supuesto, podría ser de gran ventaja para él, ya que los efedros se ahorrarían el desgaste de las rondas impuestas a su(s) oponente(s). Ganar un torneo sin ser un efedro en ninguna de las rondas (ἀνέφεδρος – anephedros “non-reserve”) era pues una distinción honorable.

Hay pruebas de que los principales Juegos de la antigüedad griega tuvieron fácilmente cuatro rondas de torneo, es decir, un campo de dieciséis atletas. Xanthos menciona las nueve rondas más grandes del torneo. Si estas rondas del torneo se llevaran a cabo en una sola competencia, hasta 512 concursantes participarían en el torneo, lo cual es difícil de creer para una sola competencia. Por lo tanto, se puede plantear la hipótesis de que las nueve rondas incluyeron aquellas en las que el atleta participó durante las competencias de clasificación regional que se llevaron a cabo antes de los partidos principales. Dichos concursos preliminares se llevaron a cabo antes de los juegos principales para determinar quién participaría en el evento principal. Esto tiene sentido, ya que los 15-20 atletas que compiten en los principales partidos no podrían haber sido los únicos disponibles. Hay pruebas claras de esto en Platón, que se refiere a los competidores en los Juegos Panhelénicos, con miles de oponentes. Además, en el siglo I d.C., el filósofo greco-judío Filón de Alejandría -quien era probablemente un practicante de la pankratación- hace una declaración que podría ser una alusión a las competencias preliminares en las que un atleta participaría y luego recobraría sus fuerzas antes de presentarse de nuevo en la competición principal.

Técnicas

Los atletas que participaron en una competición de pankration – es decir, los pankratiasts (παγκρατιαστές) – emplearon una variedad de técnicas con el fin de golpear a su oponente, así como llevarlo al suelo con el fin de utilizar una técnica de presentación. Cuando los pankratistas luchaban de pie, el combate se llamaba Anō Pankration (ἄνω παγκράτιον, “upper Pankration”); y cuando llevaban la lucha al suelo, esa etapa de la competición de pankration se llamaba katō pankration (κάτω παγκράτιον “lower pankration”). Algunas de las técnicas que se aplicarían en anō pankration y katō pankration, respectivamente, nos son conocidas a través de representaciones de cerámica y esculturas antiguas, así como en descripciones de la literatura antigua. Había también las estrategias documentadas en la literatura antigua que fueron significadas para ser utilizadas para obtener una ventaja sobre el competidor. Para fines ilustrativos, a continuación se presentan ejemplos de técnicas de golpeo y agarre (incluyendo ejemplos de contadores), así como estrategias y tácticas, que han sido identificadas a partir de las fuentes antiguas (artes visuales o literatura).

Posición de combate

El pankratiast se enfrenta a su oponente con una postura casi frontal -sólo ligeramente girada hacia un lado. Esta es una posición direccional intermedia, entre la posición más frontal del luchador y la posición más lateral del boxeador y es consistente con la necesidad de preservar tanto la opción de golpear y proteger la línea central del cuerpo como la opción de aplicar técnicas de agarre. Así, el lado izquierdo del cuerpo está ligeramente por delante del lado derecho del cuerpo y la mano izquierda está más adelante que la derecha. Ambas manos se mantienen en alto de modo que las puntas de los dedos estén al nivel de la línea del cabello o justo debajo de la parte superior de la cabeza. Las manos están parcialmente abiertas, los dedos están relajados y las palmas de las manos están orientadas naturalmente hacia adelante, hacia abajo y ligeramente una hacia la otra. El brazo delantero está casi completamente extendido, pero no del todo; el brazo trasero está más arqueado que el brazo delantero, pero más extendido que el brazo trasero de un boxeador moderno. La espalda del atleta es algo redondeada, pero no tanto como la de un luchador. El cuerpo sólo se inclina ligeramente hacia adelante.

El peso es virtualmente todo en el pie trasero (derecho) con el pie delantero (izquierdo) tocando el suelo con la bola del pie. Es una postura en la que el atleta está preparado al mismo tiempo para dar una patada con la pierna delantera, así como para defenderse contra las patadas de bajo nivel del oponente levantando la rodilla delantera y bloqueando. La pierna trasera está doblada para mayor estabilidad y potencia y está orientada ligeramente hacia un lado, para ir con la posición ligeramente lateral del cuerpo. La cabeza y el torso están detrás de las dos extremidades superiores y de la pierna delantera que protegen.

Técnicas de golpeo

Golpes de puñetazo y otros golpes de mano

Pankration utiliza punzones de boxeo y otros antiguos golpes de mano de boxeo.

Golpes con las piernas

Los golpes con las piernas eran una parte integral de la pankration y uno de sus rasgos más característicos. Patear bien fue una gran ventaja para el pankratiast. Epiktētos hace una referencia despectiva a un cumplido que uno puede dar a otro: “μεγάλα λακτίζεις” “(“pateas muy bien”). Además, en un elogio a la destreza en la lucha del pankratiast Glykon de Pergamo, el atleta es descrito como “pie ancho”. La caracterización precede en realidad a la referencia a sus “manos invencibles”, lo que implica al menos un papel tan crucial para los golpes con los pies como con las manos en la pankration. Esa habilidad en patear podría llevar al pankratiast a la victoria se indica en un pasaje sarcástico de Galeno, donde otorga el premio ganador en pankration a un burro por su excelencia en patear.

Patada directa al estómago

La patada recta con la planta del pie hacia el estómago (γαστρίζειν/λάκτισμα εἰς γαστέραν – gastrizein o laktisma eis gasteran, “pateando en el estómago”) fue aparentemente una técnica común, dado el número de representaciones de tales patadas en floreros. Este tipo de patada es mencionada por Lucian.

Contador: El atleta da un paso lateral hacia el exterior de la patada que viene en dirección contraria, pero agarra la parte interior de la pierna que patea desde detrás de la rodilla con la mano delantera (agarre por encima de la mano) y tira hacia arriba, lo que tiende a desequilibrar al oponente para que caiga hacia atrás a medida que el atleta avanza. La mano de atrás se puede usar para golpear al oponente mientras está preocupado por mantener el equilibrio. Esta ficha se muestra en un ánfora Panathenaic ahora en Leiden. En otro contador, el atleta esquiva la patada que viene en dirección contraria, pero ahora hacia el interior de la pierna del oponente. Atrapa y levanta el talón/pie de la pierna plantada con su mano trasera y con el brazo delantero pasa por debajo de la rodilla de la pierna que patea, la engancha con el rincón del codo y la levanta mientras avanza para lanzar al oponente hacia atrás. El atleta que ejecuta el contador tiene que inclinarse hacia adelante para evitar los golpes de mano del oponente.

Técnicas de bloqueo

Cerraduras de brazo

Los bloqueos de brazos se pueden realizar en muchas situaciones diferentes utilizando muchas técnicas diferentes.

Bloqueo de un solo hombro (sobreextensión)

El atleta está detrás del oponente y lo tiene inclinado hacia abajo, con la rodilla derecha del oponente en el suelo. El atleta tiene el brazo derecho del oponente estirado y extendido al máximo hacia atrás en la articulación del hombro. Con el brazo derecho del oponente sobre su propio torso, el atleta usa su mano izquierda para mantener la presión sobre el brazo derecho del oponente agarrándolo y presionándolo justo por encima de la muñeca. La mano derecha del atleta está presionando hacia abajo en el (lado de) la cabeza del oponente, lo que no le permite girar a su derecha para aliviar la presión en su hombro. Cuando el oponente puede escapar bajándose más cerca del suelo y rodando, el atleta camina con su pierna izquierda sobre la pierna izquierda del oponente y envuelve su pie alrededor del tobillo del oponente pisando su empeine, mientras empuja su peso corporal sobre la espalda del oponente.

Barra de brazo simple (cierre de codo)

En esta técnica, la posición de los cuerpos es muy similar a la descrita anteriormente. El atleta que ejecuta la técnica está parado sobre la espalda de su oponente, mientras que éste se encuentra sobre su rodilla derecha. La pierna izquierda del atleta está a horcajadas sobre el muslo izquierdo del oponente – la rodilla izquierda del oponente no está en el piso – y está atrapando el pie izquierdo del oponente al pisarlo. El atleta usa su mano izquierda para empujar hacia abajo en el lado/detrás de la cabeza del oponente mientras que con su mano derecha tira del brazo derecho del oponente hacia atrás, contra su estómago. Esto crea una barra de brazo en el brazo derecho con la presión que ahora está sobre todo en el codo. El oponente caído no puede aliviarlo, porque su cabeza está siendo empujada en sentido contrario por la mano izquierda del atleta que ejecuta la técnica.

Combinación de barra de brazo y bloqueo de hombro

En esta técnica, el atleta está de nuevo detrás de su oponente, tiene el brazo izquierdo de su oponente atrapado, y está tirando hacia atrás en su brazo derecho. El brazo izquierdo atrapado se dobla, con los dedos y la palma de la mano atrapados dentro de la axila del atleta. Para atrapar el brazo izquierdo, el atleta ha empujado (desde fuera) su propio brazo izquierdo por debajo del codo izquierdo del oponente. La mano izquierda del atleta termina presionando la región de la escápula de la espalda de su oponente. Esta posición no permite que el oponente saque la mano de la axila del atleta y ejerza presión sobre el hombro izquierdo. El brazo derecho del atleta está tirando hacia atrás en la muñeca (o antebrazo) derecha del oponente. De esta manera, el atleta mantiene el brazo derecho de su oponente enderezado y apretado contra el área de la cadera derecha/abdomino inferior, lo que resulta en una barra de brazo que ejerce presión sobre el codo derecho. El atleta está en pleno contacto encima del oponente, con su pierna derecha delante de la pierna derecha del oponente para impedir que se escape rodando hacia adelante.

Técnicas de asfixia

Estrangulador de agarre traqueal

Al ejecutar esta técnica de asfixia (ἄγχειν – anchein), el atleta agarra el área traqueal (tráquea y “nuez de Adán”) entre su pulgar y sus cuatro dedos y la aprieta. Este tipo de estrangulamiento se puede aplicar con el atleta delante o detrás de su oponente. En cuanto al agarre de la mano que se va a utilizar con este estrangulador, el área de la red entre el pulgar y el índice debe estar bastante alta en el cuello y el pulgar está doblado hacia adentro y hacia abajo, “llegando” detrás de la nuez de Adán del oponente. No está claro si un agarre de este tipo habría sido considerado una estafa y, por lo tanto, ilegal en los Juegos Panhelénicos.

Excavación traqueal usando el pulgar

El atleta agarra la garganta del oponente con los cuatro dedos en la parte externa de la garganta y la punta del pulgar presionando hacia adentro y hacia abajo en el hueco de la garganta, ejerciendo presión sobre la tráquea.

Ahogar por detrás con el antebrazo

El estrangulamiento trasero desnudo (RNC) es un estrangulamiento en artes marciales aplicado desde la espalda de un oponente. Dependiendo del contexto, el término puede referirse a una de dos variaciones de la técnica, cualquiera de los dos brazos puede utilizarse para aplicar el estrangulador en ambos casos. El término estrangulamiento trasero desnudo probablemente se originó de la técnica en Jujutsu y Judo conocida como “Hadaka Jime”, o “Estrangulamiento Desnudo”. La palabra “desnuda” en este contexto sugiere que, a diferencia de otras técnicas de estrangulación que se encuentran en el Jujutsu/Judo, esta sujeción no requiere el uso de un keikogi (“gi”) o uniforme de entrenamiento.

El estrangulador tiene dos variaciones: en una versión, el brazo del atacante rodea el cuello del oponente y luego agarra sus propios bíceps en el otro brazo (ver más abajo para más detalles); en la segunda versión, el atacante une sus manos después de rodear el cuello del oponente.

Contador: Un contador del estrangulamiento por detrás implica el giro de uno de los dedos del brazo del estrangulador. Este contador es mencionado por Filóstato. En caso de que el estrangulador se colocara junto con una cerradura de cuerpo de parra, otra ficha era la que se aplicaba contra esa cerradura; causando suficiente dolor en el tobillo del oponente, éste podía renunciar a su estrangulamiento.

Tiros y derribos

Tirar desde una cerradura de cintura invertida

A partir de un bloqueo de cintura invertido desde la parte delantera, y permaneciendo con las caderas cerca del oponente, el atleta levanta y rota a su oponente usando la fuerza de sus caderas y piernas (ἀναβαστάσαι εἰς ὕψος – anabastasai eis hypsos, “high lifting”). Dependiendo del par que imparta el atleta, el oponente se invierte más o menos verticalmente, de cara al cuerpo del atleta. Sin embargo, si el bloqueo inverso de la cintura se fija desde la parte posterior del oponente, este último se alejará del atleta en la posición invertida.

Para terminar el ataque, el atleta tiene la opción de dejar caer a su oponente de cabeza al suelo, o tirarlo al suelo mientras mantiene la posición. Para ejecutar esta última opción, el atleta dobla una de sus piernas y se pone de rodillas mientras que la otra pierna permanece sólo parcialmente doblada; esto es presumiblemente para permitir una mayor movilidad en caso de que el “martinete” no funcione. Otro enfoque enfatiza menos el poner al oponente en una posición vertical invertida y más el lanzamiento; se muestra en una escultura en el metōpē (μετώπη) del Hefisteion en Atenas, donde Teseo es representado levantando Kerkyōn.

Tirar de un bloqueo de la cintura después de una expansión

Los oponentes se enfrentan en direcciones opuestas con el atleta a un nivel superior, por encima de la espalda de su oponente. El atleta puede ponerse en esta posición después de hacer un sprawl superficial para contrarrestar un intento de tackle. Desde aquí, el atleta fija un bloqueo de cintura rodeando, desde la espalda, el torso del oponente con sus brazos y asegurando un “apretón de manos” cerca del abdomen del oponente. Luego tira al oponente hacia atrás y hacia arriba, usando los músculos de sus piernas y su espalda, para que los pies del oponente se eleven en el aire y termine invertido, perpendicular al suelo, y mirando hacia el lado opuesto del atleta. El lanzamiento termina con un “martinete” o, alternativamente, con una simple liberación del oponente para que caiga al suelo.

Tirar de un cierre de la cintura por detrás

El atleta pasa a la parte posterior de su oponente, asegura un bloqueo regular de la cintura, levanta y lanza/deja al oponente hacia atrás y hacia los lados. Como resultado de estos movimientos, el oponente tendería a aterrizar de lado o boca abajo. El atleta puede seguir al oponente hasta el suelo y colocarse de espaldas, donde puede golpearle o asfixiarle por detrás mientras le sostiene en la cerradura corporal “grapevine” (ver arriba), estirándole boca abajo en el suelo. Esta técnica es descrita por el poeta romano Statius en su relato de un partido entre el héroe Tideo de Tebas y un oponente en la Tebaida. Se dice que Tydeus siguió este derribo con un estrangulamiento mientras aplicaba el bloqueo del cuerpo “grapevine” al oponente en decúbito prono.

Estrategia y táctica

Posicionamiento en el skamma (σκάμμα “pit”)

Como las competiciones de pankration se celebraban al aire libre y por la tarde, posicionar adecuadamente la cara frente al sol bajo era un objetivo táctico importante. El pankratiast, así como el boxeador, no querían tener que enfrentarse al sol, ya que esto lo cegaría en parte a los golpes del oponente y dificultaría la entrega precisa de los golpes a objetivos específicos. Theocritus, en su narración del partido (de boxeo) entre Polydeukēs y Amykos, notó que los dos oponentes lucharon mucho, compitiendo por ver quién le pondría los rayos del sol en la espalda. Al final, con habilidad y astucia, Polydeukēs logró que la cara de Amykos fuera golpeada por la luz del sol mientras la suya estaba a la sombra.

Si bien esta posición era de suma importancia en el boxeo, que consistía únicamente en golpear de pie (con los ojos derechos), también era importante en el pankration, especialmente al comienzo de la competición y mientras los atletas permanecieran de pie.

Permaneciendo de pie contra yendo al suelo

La decisión de permanecer de pie o ir al suelo dependía obviamente de las fuerzas relativas del atleta, y difería entre anō y katō pankration. Sin embargo, hay indicios de que permanecer de pie se consideraba generalmente algo positivo, mientras que tocar la rodilla o rodillas en el suelo o ser puesto en el suelo se consideraba en general una desventaja. De hecho, tanto en la antigüedad como en la actualidad, caer de rodillas era una metáfora de la desventaja y del riesgo de perder la batalla, como argumentaba persuasivamente Michael B. Poliakoff.

Peleas ofensivas versus reactivas

En cuanto a la elección de atacar en el ataque del oponente frente a defender y retirarse, hay indicios, por ejemplo del boxeo, de que era preferible atacar. Dio Crisóstomo señala que la retirada bajo miedo tiende a resultar en lesiones aún mayores, mientras que atacar antes de que el oponente golpee es menos perjudicial y bien podría terminar en victoria.

Identificar y explotar el lado débil del oponente

Como lo indica Platón en sus Leyes, un elemento importante de la estrategia era entender si el oponente tenía un lado débil o no entrenado y forzarlo a operar en ese lado y generalmente tomar ventaja de esa debilidad. Por ejemplo, si el atleta reconoce que el oponente es estrictamente diestro, podría apartarse de la mano derecha del oponente y dirigirse hacia el lado izquierdo del mismo. Además, si el oponente es débil en sus lanzamientos desde el lado izquierdo, el atleta puede aspirar a posicionarse en consecuencia. El entrenamiento en ambidexteridad fue instrumental tanto en la aplicación de esta estrategia como en no ser víctima de ella.

Preparación y práctica

La instrucción básica de las técnicas de pankration fue conducida por los pedófilos (παιδοτρίβαι, “physical trainers”), que estaban a cargo de la educación física de los niños. Los atletas de alto nivel también fueron entrenados por entrenadores especiales llamados gymnastae (γυμνασταί), algunos de los cuales habían sido exitosos competidores de pankration. Hay indicios de que los métodos y técnicas utilizadas por los diferentes atletas variaban, es decir, había diferentes estilos. Aunque no se pueden excluir estilos específicos enseñados por diferentes maestros, en el modo de las artes marciales asiáticas, está muy claro (incluso en la Ética Nicomacheana de Aristóteles) que el objetivo de un maestro de deportes de combate era ayudar a cada uno de sus atletas a desarrollar su estilo personal que se ajustara a sus fortalezas y debilidades.

La preparación de pankratiasts incluyó una variedad muy amplia de métodos, la mayoría de los cuales serían inmediatamente reconocibles por los entrenadores de atletas modernos de alto nivel, incluyendo competidores en competiciones modernas de artes marciales mixtas. Estos métodos incluían, entre otros, la periodización del entrenamiento; una gran cantidad de regímenes para el desarrollo de la fuerza, la velocidad, la fuerza, la velocidad, la resistencia y la resistencia; entrenamiento especializado para las diferentes etapas de la competición (por ejemplo, para anō pankration y katō pankration), y métodos para técnicas de aprendizaje y grabado. Entre la multitud de estos últimos se encontraban también herramientas de entrenamiento que parecen ser muy similares a las formas de artes marciales asiáticas o kata, y que se conocían como cheironomia (χειρονομία) y anapale (ἀναπάλη). Los sacos de boxeo (kōrykos κώρυκος “leather sack”) de diferentes tamaños y maniquíes se utilizaban tanto para la práctica de golpes como para el endurecimiento del cuerpo y de las extremidades. La nutrición, el masaje y otras técnicas de recuperación fueron utilizadas muy activamente por los pankratistas.

Pankration moderno

En el momento del renacimiento de los Juegos Olímpicos (1896), el pankration no fue restablecido como un evento olímpico.

El pankration aficionado fue introducido por primera vez a la comunidad de las artes marciales por el atleta de combate greco-americano Jim Arvanitis en 1969 y más tarde expuesto en todo el mundo en 1973 cuando apareció en la portada de Black Belt. Arvanitis refinaba continuamente su reconstrucción con referencia a fuentes originales. Sus esfuerzos también se consideran pioneros en lo que se convirtió en artes marciales mixtas (MMA).

El Comité Olímpico Internacional (COI) no enumera el pankration entre los deportes olímpicos, pero los esfuerzos de Savvidis E.A. Lazaros fundador del moderno Pankration Athlima, el programa de exámenes técnicos, el endyma, la forma del Palaestra y la terminología del Pankration Athlima, el deporte fue aceptado por la FILA, conocida hoy como United World Wrestling, que gobierna los códigos de lucha olímpica, como una disciplina asociada y una “forma de Arte Marcial Mixto moderno”. El Pankration se disputó por primera vez en los Juegos Mundiales de Combate en 2010. La federación internacional es United World Wrestling. Bajo UWW las competiciones de pankration tienen dos estilos:

  1. Pankration Athlima &
  2. Pankration

También hay torneos profesionales y federaciones como el MFC moderno de lucha pankration. Estas competiciones son similares a las artes marciales mixtas profesionales. Hay muchas estrellas de la UFC con antecedentes de pankration como el campeón estadounidense de 125 libras (57 kg) Demetrious Johnson, los rusos Ali Bagautinov y Khabib Nurmagomedov. El entrenador de Johnson, Matt Hume, es el fundador y entrenador principal de AMC Pankration en Kirkland, WA.

Pancrase, una organización japonesa de MMA, es nombrada en referencia a la pankration.